Atrás quedaron los días en que el turista madrugaba para aprovechar al máximo el día y su luz solar para disfrutar al todas las actividades del destino de su viaje.

Y es que las condiciones que ofrece el desierto de la Candelaria en Sáchica – Boyacá, permiten una caminata segura, sin muchos accidentes geográficos o superficies escarpadas, que son el entorno ideal para caminar bajo una de las mejores bóvedas celestes del mundo.

Aunque hay noches iluminadas por resplandecientes lunas llenas, esta experiencia es mejor cuando la penumbra de la noche solo es interrumpida por los millones de estrellas que forman galaxias visibles a plenitud en este paraiso libre de contaminación lumínica.

La salida es arrancando la noche, después de las 7 de la noche y puede extenderse hasta donde nuestra curiosidad e imaginación lo permitan.

En medio de la nada y con el frío de las corrientes de viento provenientes de Iguaque, lo mejor es cortar la sensación con un canelazo mientras compartimos conocimiento sobre los astros y su influencia en la vida del hombre y terminamos hablando hasta de espantos y criaturas de la noche.

Las caminatas están disponibles previa reserva.

Mayor información: Oficina de Turismo de Sáchica: 301 751 3239